Agentes de Oak Creek resultaron heridos al huir un sospechoso durante un control de bienestar

OAK CREEK, Wis. (TELEMUNDO WI) -- El Departamento de Policía de Oak Creek publicó un video el viernes 11 de marzo de un incidente que hirió a dos oficiales.

Sucedió el 22 de enero cerca de la 6ª y Drexel, según un informe del incidente. Los oficiales respondieron a la ubicación para comprobar un individuo que se dice que se desmayó en un auto en el lado de la carretera.

Los agentes localizaron al conductor agachado con una botella de licor abierta en el vehículo.

Los agentes comenzaron a dar golpes en las ventanillas, según el informe, y el conductor comenzó a despertarse, bajando la ventanilla y fingiendo estar hablando por teléfono.

La policía dice que el hombre tenía una licencia de conducir suspendida, los ojos rojos y llorosos, y hablaba mal.

En ese momento, los dos agentes que respondieron pidieron a un tercer agente que llegó al lugar que colocara palos de freno en el neumático trasero del pasajero, observando la posibilidad de que el hombre intentara darse a la fuga.

Los agentes pidieron al hombre que saliera de su vehículo, pero éste se negó y acabó arrancando el vehículo. Uno de los agentes metió entonces la mano por la ventanilla abierta e intentó desbloquear la puerta del auto, pero el hombre le agarró la mano. Esto ocurrió dos veces: la segunda vez, el agente consiguió abrir la puerta, pero el hombre se aferró al pomo de la puerta, intentando cerrarla sobre los agentes.

Uno de los agentes se situó en el interior de la puerta abierta del vehículo, justo delante del segundo agente, y los dos intentaron retirar las manos del hombre del pomo de la puerta. Fue entonces cuando, según la policía, el hombre empezó a acelerar el motor. El informe dice que el hombre puso entonces el vehículo en marcha atrás y aceleró rápidamente, utilizando la puerta del conductor abierta para golpear a los agentes.

Uno de los agentes cayó hacia atrás unos dos metros, cayendo sobre el segundo agente que respondía y luego sobre la acera.

El sospechoso supuestamente dio marcha atrás y chocó contra otro vehículo, y luego siguió adelante, dirigiéndose hacia el sur por la calle 6ª sin los faros encendidos.

Tras una persecución de casi ocho kilómetros, todas las brigadas dieron por terminada la persecución ya que el sospechoso alcanzó velocidades superiores a los 160 kilómetros por hora en condiciones resbaladizas y peligrosas.

En ese momento, uno de los agentes se presentó en un hospital de la zona para recibir tratamiento en su mano izquierda.

Más tarde se localizó al sospechoso, se le puso bajo custodia y se le impusieron multas por conducir bajo los efectos del alcohol causando lesiones y por huir/eludir a los agentes causando daños corporales.

El hombre también se enfrenta a cargos de agresión a las fuerzas del orden, conducción con suspensión y resistencia u obstrucción a un agente.

Comparte este artículo:
Are you sure you want to delete this comment?
Close
Are you sure you want to delete this comment?