Línea Directa: 414-777-5818 | TuVoz@telemundowi.com
Patrocinado Por:

Bill Gates explica cómo Estados Unidos puede relajar de manera segura las restricciones por el coronavirus

Por olivertapia

Nueva York (CNN Business) — La capacidad de algunas partes de Estados Unidos para comenzar a levantar de manera segura y efectiva las restricciones de coronavirus dependerá de la capacidad del país para realizar pruebas y rastrear agresivamente nuevos casos del virus, dijo Bill Gates el domingo a Fareed Zakaria de CNN.

Sus comentarios se producen cuando varios estados de EE. UU. se preparan para aliviar el distanciamiento social y las restricciones de quedarse en casa esta semana, a pesar de las advertencias de los investigadores de salud de que ningún estado debería reabrir antes del 1 de mayo. Mientras tanto, el número total de casos de coronavirus reportados en Estados Unidos se acerca al millón y más de 54.000 estadounidenses han muerto.

Gates, fundador de Microsoft, cuya fundación ha estudiado pandemias durante años y ahora está involucrado en la lucha contra el coronavirus, advirtió que solo porque algunas áreas que buscan reabrir han experimentado brotes relativamente pequeños no significa que no estén en riesgo.

Bill Gates advirtió en 2015 que no estamos listos para una pandemia 1:03

Muchos están preocupados de que reabrir demasiado pronto podría provocar una segunda ola de infecciones en Estados Unidos tan mortal como la primera. Los estados deben sopesar ese riesgo frente a intentar recuperarse de la crisis económica causada por los cierres relacionados con el coronavirus.

“Si se abren, pueden volver al crecimiento exponencial (de infecciones por coronavirus) y competir con Nueva York sobre esa base”, dijo Gates, y agregó que las áreas que se vuelven a abrir y permiten la movilidad de las personas también podrían sembrar infecciones en otras partes del país, frenando aún más la recuperación de la pandemia.

Cómo reabrir

Las reaperturas exitosas sucederán por etapas, dijo Gates, recomendación que está en línea con las sugerencias de muchos expertos de salud y economistas, incluida la Organización Mundial de la Salud. Y requerirá pensar críticamente sobre qué elementos de la sociedad son más esenciales para volver al trabajo, implementar medidas de seguridad a medida que se vuelven a abrir y garantizar que las pruebas de diagnóstico y el rastreo de contactos estén en su lugar para comprender los efectos que las restricciones de alivio tienen en la propagación del virus.

“Lo que no sabemos es, (si) volvemos un poco a la normalidad, ¿qué actividades crean el riesgo de un rebote?”, dijo Gates. “Necesitamos establecer un régimen de pruebas muy denso para que detectes ese rebote volviendo a un crecimiento exponencial muy rápido y no esperes a que las UCI se llenen y haya muchas muertes. Si ves el punto crítico, puedes entender las actividades que lo causan”.

En dos planes sugeridos para reabrir la economía de EE. UU., expertos en salud pública y economistas dijeron que el país tendría que realizar millones de pruebas de diagnóstico cada semana antes de que las restricciones pudieran levantarse de manera segura.

Gates dijo el domingo que las nuevas máquinas y métodos de prueba pronto deberían poder hacer que Estados Unidos realice entre 400.000 y 500.000 pruebas por día, aunque eso es “apenas suficiente para hacer realmente el seguimiento”.

El Dr. Anthony Fauci, miembro del grupo de trabajo sobre coronavirus de la Casa Blanca, calculó el sábado que el país está realizando aproximadamente ,.5 millones a 2 millones de pruebas covid-19 por semana y dijo que es probable que la capacidad de prueba se duplique en varias semanas más. Hasta ahora, Estados Unidos solo ha realizado alrededor de 4 millones de pruebas de coronavirus.

Gates agregó: “Sin embargo, lo importante de EE. UU. es que este enfoque en la cantidad de pruebas subestima la cacofonía y los errores que cometimos en el sistema de pruebas”, incluida la escasez, la desigualdad en quién puede acceder a ellas y los resultados de las pruebas que demoran más de 24 horas para llegar a los pacientes.

¿Cómo sale EE.UU de la crisis económica por la pandemia? 2:43

A medida que el país aumenta las pruebas y el seguimiento, las ciudades y los estados deben tener una reapertura por etapas de varias partes de la economía, dijo Gates, aunque admitió que “somos un poco ingenuos acerca de cómo priorizar estas actividades”.

En Georgia, el viernes, el gobernador Brian Kemp permitió la reapertura de salones de belleza, salones de tatuajes, gimnasios y boleras, con algunas advertencias de distanciamiento social y detección de enfermedades a los empleados, a pesar de las advertencias de los investigadores de salud. Varios otros estados, incluidos Colorado, Oklahoma y Montana, han tomado medidas similares hacia la reapertura.

Gates dijo que cuando planean reaperturas por etapas, los estados deben enfocarse en segmentos de “alto valor” de la economía, como las escuelas, la manufactura y la construcción, y deben descubrir cómo operar esos sectores con máscaras y distanciamiento social. Una vez que algunas escuelas y empresas vuelven a trabajar, las comunidades deben seguir rastreando los efectos sobre las tasas de infección.

Pero llevará tiempo.

“La desigualdad ha aumentado en la educación, por lo que si podemos descubrir cómo abrir las primarias y secundarias en el otoño, sería bueno”, dijo Gates. “Incluso creo que si somos creativos y las cosas han ido bien, podremos llegar hasta la universidad”.

El caso de medidas de prevención continuas

La planificación cuidadosa para controlar el virus es crucial porque probablemente aún pasarán uno o dos años antes de que se desarrolle una vacuna de coronavirus y esté lista para la producción a gran escala, dijo Gates. El gobierno de Trump ha estimado que una vacuna estará lista en entre 12 y 18 meses, aunque algunos líderes en el campo dicen que ese cronograma podría ser demasiado rápido.

Aunque algunos han sugerido acelerar la producción de vacunas antes de que una haya sido aprobada, Gates dijo que la “etapa 3” de prueba que determina si un medicamento podría tener efectos secundarios dañinos llevará tiempo.

“Es muy difícil comprimir estos plazos”, dijo.

Gates también comentó sobre las teorías de conspiración que lo acusaron de sacar provecho de la pandemia. Calificó las acusaciones de irónicas, después de que su fundación haya pasado décadas financiando y liderando investigaciones para comprender y proteger contra enfermedades peligrosas, aunque dijo que no piensa que un número “significativo” de personas las crea.

Dijo, sin embargo, que desearía haber logrado que más personas entiendan la amenaza que representa el coronavirus antes.

“Siempre pienso, ¿cómo podría haber enviado el mensaje de una manera más fuerte? ¿Dónde me quedé corto?”, dijo. “Solo se hizo el 5% de lo que debería haberse hecho”.

The-CNN-Wire™ & © 2018 Cable News Network, Inc., a Time Warner Company. Todos los derechos reservados.

Comparte este artículo: