Línea Directa: 414-777-5818 | TuVoz@telemundowi.com
Patrocinado Por:

Cómo Donald Trump volvería a ganar, en 3 frases

Por (CNNEspañol.com)

(CNN) — James Woods es esa cosa rara en Hollywood: un partidario de Donald Trump. Y el domingo, Woods encapsuló perfectamente el mensaje que podría hacer que Trump fuera reelegido.

Tuiteó esto (en parte):

“Donald Trump es un individuo rudo. Es vanidoso, insensible y crudo. Pero ama a Estados Unidos más que cualquier presidente en mi vida”.

Trump retuiteó esa evaluación; “Creo que es un gran cumplido”, escribió. “¡Gracias James!”

Por supuesto, no es un gran cumplido. Si alguien te llamara “vanidoso, insensible y crudo”, ¿te sentirías halagado?

Pero el tuit de Woods es 100% correcto cuando se trata de cómo Trump puede ganar nuevamente en noviembre.

La simple verdad es que Trump no era (en 2016) y ahora no es alguien a quien la mayoría de los estadounidenses digan que les gusta o admiran. Consideren estos números de la encuesta de boca de urna de 2016:

1) Menos de 4 de cada 10 votantes en 2016 dijeron que tenían una opinión favorable de Trump 2) Solo 1 de cada 3 pensaba que Trump era honesto y confiable 3) Solo el 35% dijo que Trump tenía el temperamento adecuado para ser presidente

¿Cómo ganó Trump? Porque a la gente no le había gustado, pero querían un cambio radical en Washington y creían que él podría lograrlo. Cuatro de cada 10 votantes dijeron que la cualidad más importante en un candidato era una que “puede traer cambios”; entre ese grupo, Trump venció a Clinton del 82% al 14%.

El mensaje que Woods ofrece para Trump en 2020 es simplemente una variación de ese tema original. Y va más o menos así: sí, es un cretino. Y no, no lo invitaría a cenar a mi casa. Pero cuando se trata de hacer cosas para Estados Unidos, no hay nadie mejor.

Ahora, para comprar el mensaje de Woods, debes creer que Trump realmente ha logrado resultados para los estadounidenses durante su primer mandato. Sus partidarios señalarían recortes de impuestos, una reorientación del papel de Estados Unidos en la comunidad mundial, cambios en la política comercial y la revisión del poder judicial federal. Sus detractores sugerirían que todas esas decisiones realmente han hecho más daño que bien.

Sin embargo, la verdadera pregunta no es qué piensan las personas que ya apoyan a Trump o que ya odian a Trump: el mensaje “es un cretino pero es un cretino eficiente“. Lo que realmente importa es si los votantes que permanecen indecisos sobre si dar o no a Trump un segundo mandato piensan en ello.

El argumento de Woods era más fácil de formular hace tres meses, cuando el desempleo era bajo, el mercado de valores estaba disparado y Trump podía tomar crédito de manera creíble por todo. Ahora, debido a los efectos masivos del coronavirus —y los cierres utilizados para lidiar con su propagación— ese argumento económico se debilita significativamente.

Pero todavía es un hecho que el único camino real para Trump hacia un segundo mandato, y sigo creyendo que ese camino es bastante estrecho, es a través de un mensaje que no trata de hacer que las personas les guste Trump sino que los obligue reconocer que está logrando cosas.

Trump, simplemente, no es agradable. Dice y hace cosas casi a diario que incluso muchos de sus seguidores piensan que están por encima de la línea de conducta aceptable para un presidente o, en realidad, para cualquier persona.

Nada cambiará eso. O ciertamente nada que pueda hacer entre ahora y noviembre. La única forma en que ganará es argumentando que tal vez no sea su idea de cómo debería verse y actuar un presidente, sino que es alguien que sabe cómo hacer cambios en Washington. (También es probable que deba descalificar a Joe Biden, para lo cual su campaña ya está trabajando muy duro).

Si eso funciona, representaría un cambio fundamental en la forma en que elegimos presidentes. La sabiduría convencional siempre ha dictado que las personas voten por alguien con quien quieran tomar una cerveza. Además de sus acólitos más incuestionables, es difícil imaginar que la mayoría de la gente quiera tomar una cerveza con Trump.

¿Pero votarán por él de todos modos? Lo hicieron una vez. Y Woods (y Trump) tienen que esperar que voten por “su cretino” una vez más.

The-CNN-Wire™ & © 2018 Cable News Network, Inc., a Time Warner Company. Todos los derechos reservados.

Comparte este artículo: