EEUU: Corte de Apelaciones confirma condena de “El Chapo”

En este dibujo, Joaquín \"El Chapo\" Guzmán, a la derecha, lee un texto a través de un intérprete durante su sentencia en la corte federal el 17 de julio del 2019 en Nueva York. (Elizabeth Williams via AP, File)

Por CLAUDIA TORRENS

NUEVA YORK (AP) — Una corte de apelaciones estadounidense confirmó el martes la condena por narcotráfico que había sido impuesta a Joaquín “El Chapo” Guzmán, quien había pedido que se anulara.

La Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York emitió una decisión de más de 40 páginas en la que concluyó que el juicio de Guzmán se llevó a cabo con “diligencia y equidad” y que por lo tanto se afirmaba su condena.

En una audiencia en octubre, los abogados de Guzmán dijeron que su condena debería ser anulada porque miembros del jurado leyeron artículos de prensa que les provocaron prejuicio hacia Guzmán. También dijeron que el juicio a Guzmán, celebrado en Brooklyn a finales del 2018 e inicios del 2019, no fue justo porque el confinamiento al que estaba sometido “El Chapo” en la cárcel le impidió trabajar de forma efectiva con sus abogados en la preparación de su defensa.

El abogado Marc Fernich pidió un nuevo juicio ante una junta de tres jueces de la corte de apelaciones.

Guzmán, exlíder del Cartel de Sinaloa, fue declarado culpable de asociación delictiva para traficar drogas al final del juicio y sentenciado más adelante a cadena perpetua. Gozaba de una fama casi mítica tras fugarse de la cárcel dos veces en México, la segunda mediante un túnel abierto en el baño de su celda. Fue recapturado, extraditado a Estados Unidos en 2017 y sometido a confinamiento solitario.

Después del juicio, que fue presidido por el juez Brian Cogan, un miembro del jurado le dijo a un periodista de forma anónima que los miembros del jurado leyeron reportes en los medios de comunicación sobre el caso mientras el juicio ocurría. El juez les había pedido que no hicieran eso, así que Fernich acusó a los miembros del jurado de infringir las órdenes del juez.

Algunos de los reportes periodísticos que miembros del jurado supuestamente leyeron, aseguraron los abogados de Guzmán, son sobre denuncias de abusos sexuales por parte de Guzmán que fueron excluidas del juicio. Los reportes supuestamente decían que Guzmán había abusado de niñas a las que se refería como “vitaminas” que le daban energía.

Fernich dijo en la audiencia de octubre ante la corte de apelaciones que esos artículos provocaron prejuicio o actitudes hostiles por parte de los miembros del jurado hacia Guzmán y por lo tanto el juicio no fue justo.

“Ustedes no pueden permitir que eso no sea examinado,” dijo Fernich en la audiencia.

Cogan había decidido que la evidencia sobre miembros del jurado leyendo reportes de los medios no era suficiente como para cancelar el proceso.

En la decisión del martes, la corte de apelaciones dijo que el confinamiento al que fue sometido Guzmán fue justo, ya que debían cumplirse con normas de seguridad. También concluyó que estaba de acuerdo con la conclusión de Cogan de que los miembros del jurado juzgaron a Guzmán de forma imparcial.

Con la decisión de la corte de apelaciones, quedan muy limitadas ya las vías legales que tiene Guzmán para cambiar su veredicto de culpabilidad y su sentencia. Podría ir a la Corte Suprema de Estados Unidos, aunque no está garantizado que ésta tomaría el caso.

Fernich dijo el martes a The Associated Press que sentía decepción.

“Mientras respetamos la decisión de la corte, estamos decepcionados de que alegatos sustanciales de mala conducta por parte del jurado siguen siendo barridos bajo la alfombra y no son examinados en un caso de proporciones históricas,” dijo Fernich en un mensaje de correo electrónico. “Y todo se debe, parece, a la notoriedad sin igual del acusado”.

En el juicio, los abogados de Guzmán argumentaron que sirvió de chivo expiatorio de otros narcos que supieron sobornar a políticos y jefes policiales mexicanos para que los protegieran.

Según la apelación, “el enjuiciamiento de Chapo Guzmán se vio alterado por excesos y extralimitaciones tanto gubernamentales como judiciales, recursos innecesarios si él fuera realmente un capo de capos como insistían sus adversarios”.

Los abogados del gobierno estadounidense argumentaron ante la corte de apelaciones que “El Chapo” se reunió con sus abogados unas 20 horas a la semana para preparar el juicio y que la cárcel donde estaba hizo preparativos especiales para facilitar esas reuniones y permitir que Guzmán tuviera acceso a las pruebas que le entregaban sus abogados.

Comparte este artículo:
Are you sure you want to delete this comment?
Close
Are you sure you want to delete this comment?