EEUU dice que Rusia está cerca de invadir Ucrania

Un soldado ucraniano camina rumbo a su puesto en la línea de combate en las afueras de Popasna, el domingo 20 de febrero de 2022, en la región de Luhansk, en el este de Ucrania. (AP Foto/Vadim Ghirda)

Por LORI HINNANT, JIM HEINTZ y ZEKE MILLER

KIEV, Ucrania (AP) — Rusia dejó de lado el domingo sus promesas previas de retirar a decenas de miles de soldados de la frontera norte con Ucrania, en lo que funcionarios estadounidenses advirtieron coloca a Moscú un paso más cerca de invadir el país vecino. Por su parte, los residentes de Kiev llenaron una catedral para rezar por la paz.

Las acciones del Kremlin extienden lo que ha calificado como ejercicios militares, que originalmente iban a concluir el domingo, y que han llevado a unos 30.000 soldados rusos a Bielorrusia, el vecino del norte de Ucrania. Se encuentran entre 150.000 efectivos rusos desplegados cerca de las fronteras ucranianas, junto con tanques, aeronaves, baterías de artillería y demás equipamiento militar.

La continua presencia de tropas rusas en Bielorrusia desató preocupaciones de que puedan ser utilizadas para avanzar hacia Kiev, la capital de Ucrania con unos 3 millones de habitantes, que se ubica a menos de tres horas por carretera.

En lo que pareció ser una maniobra diplomática de último minuto de parte del presidente francés Emmanuel Macron, la Casa Blanca informó que el mandatario estadounidense Joe Biden ha accedido “en principio” a reunirse con su homólogo ruso Vladimir Putin, siempre y cuando ese país se abstenga de una invasión que según Washington luce inminente.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que el gobierno ha especificado claramente que “estamos comprometidos con gestionar una solución democrática hasta el momento en que comience una invasión”. El secretario de Estado Antony Blinken y el canciller ruso Serguei Lavrov se reunirán el jueves en Europa, si es que Moscú no entra a territorio ucraniano.

En un comunicado, Psaki señaló: “Siempre estamos listos para la diplomacia. También estamos listos para imponer consecuencias duras con rapidez si Rusia prefiriera elegir la guerra. Y actualmente, Rusia parece estar continuando con sus preparativos para una ataque a gran escala sobre Ucrania muy pronto”.

En Kiev la vida parecía continuar como de costumbre en un domingo de invierno, con almuerzos y servicios religiosos antes de lo que Biden calificó la semana pasada como un ataque por el que Rusia ya se había decidido.

Katerina Spanchak, quien huyó de una región del este de Ucrania cuando fue tomada por separatistas prorrusos, fue una de los feligreses que acudieron al monasterio de San Miguel en Kiev para rezar con el fin de que prevalezca la paz.

“Todos amamos la vida, y a todos nos une nuestro amor a la vida. Deberíamos apreciarla a diario. Por eso pienso que todo estará bien”, dijo Spanchak afuera del monasterio de San Miguel.

“Nuestras oraciones conjuntas ayudarán a evitar esta tragedia, que está avanzando”, manifestó otro feligrés que se identificó únicamente con el nombre de Oleh.

Un funcionario estadounidense dijo el domingo que la afirmación de Biden de que Putin ya había tomado la decisión de movilizar sus tropas hacia Ucrania estaba basada en datos de inteligencia de que los comandantes rusos en el frente han recibido órdenes de comenzar los preparativos finales para un ataque. El funcionario habló a condición de guardar el anonimato a fin de poder declarar sobre temas delicados.

Estados Unidos y muchas naciones europeas han dicho desde hace semanas que Putin ha desplegado las tropas necesarias para invadir Ucrania, una democracia prooccidental que ha intentado alejarse de la influencia rusa, y ahora trata de crear pretextos para invadir.

Occidente ha amenazado con imponer enormes sanciones si Moscú decide ingresar a territorio ucraniano.

Funcionarios estadounidenses defendieron el domingo su decisión de no aplicarle sanciones financieras a Rusia antes de cualquier invasión, después de que el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy le pidió el sábado a Occidente que hiciera más.

“Si se le jala el gatillo a ese disuasor, entonces ya no existe como disuasor”, dijo el portavoz del Pentágono, John Kirby, a la cadena Fox sobre la amenaza de sanciones de parte de Washington.

Rusia sostuvo ejercicios nucleares el sábado y ejercicios convencionales en Bielorrusia, y actualmente lleva a cabo maniobras navales frente a la costa del Mar Negro.

El anuncio de que el Kremlin había dejado de lado su compromiso de retirar a sus tropas de Bielorrusia se dio después de dos días de constantes intercambios de artillería entre soldados ucranianos y separatistas respaldados por Rusia en el este de Ucrania, una región que Kiev y Occidente temen pueda convertirse en el punto de inflamación que desate el conflicto.

Biden convocó al Consejo de Seguridad Nacional en la Casa Blanca para analizar la presencia militar de Rusia alrededor de Ucrania. Funcionarios de la Casa Blanca no dieron a conocer detalles inmediatos de su reunión de dos horas.

“Estamos hablando de una posible guerra en Europa”, dijo la vicepresidenta estadounidense Kamala Harris en una conferencia de seguridad en Múnich, en la que hubo consultas urgentes sobre la crisis de parte de gobernantes mundiales. “Han pasado más de 70 años, y a lo largo de esos 70 años... ha habido paz y seguridad”.

____

Heintz informó desde Moscú y Miller desde Washington.

Los periodistas de The Associated Press Mstyslav Chernov en Zolote, Ucrania; Geir Moulson en Berlín; Aamer Madhani en Múnich; Ellen Knickmeyer, Robert Burns y Darlene Superville, en Washington; Liudas Dapkus en Vilna, Lituania, y Yuras Karmanau en Kiev contribuyeron a este despacho.

Comparte este artículo:
Are you sure you want to delete this comment?
Close
Are you sure you want to delete this comment?