Línea Directa: 414-777-5818 | TuVoz@telemundowi.com
Patrocinado Por:

El próximo presidente de Guatemala podría ser un gran dolor de cabeza para Trump en cuanto a la inmigración

Por Paula Bravo Medina

(CNN) — Guatemala tiene un virtual presidente electo, y Donald Trump probablemente debería prestar atención.

Alejandro Giammattei, que parece haberse asegurado casi el 60% de los votos en las elecciones del domingo, se ha manifestado abiertamente en oposición a un acuerdo de migración que su predecesor, Jimmy Morales, firmó con Estados Unidos el mes pasado.

MIRA: Alejandro Giammattei gana las elecciones en Guatemala

Para los guatemaltecos, el resultado probablemente será más de lo mismo: otro presidente que promete combatir la corrupción y traer un resurgimiento económico, pero que se le dificulta —o falla— en cambiar el statu quo en ambos temas, como Morales.

Y, peor que Morales, Giammattei debe llegar al poder con solo el 42% de participación, y solo el 59% de ellos votando por él.

Sin embargo, lo que está por delante es regional, si no global.

Más de lo mismo significa más del colapso económico que precedió a Giammattei y envió un número récord de guatemaltecos hacia el norte, en busca de una vida mejor en Estados Unidos.

En las montañas fronterizas de Huehuetenango, casi el 3% de la población ya había huido a la frontera con Estados Unidos desde fines del año pasado.

Las condiciones de las que escapaban incluyen: el cambio climático que devasta los cultivos; carteles de la droga que controlan pueblos enteros; vuelos de narcotraficantes que aterrizan en el bosque; y asesinatos usuales de pandillas.

¿Por qué esto tiene un impacto global?

Porque la administración Trump tiene un plan que pretende usar Guatemala para limitar la cantidad de migrantes que intentan dirigirse al norte hacia su frontera. Según un acuerdo firmado por el entonces ministro del Interior de Guatemala, Enrique Asturias, en Washington a principios de este mes, los migrantes en Guatemala deben solicitar asilo allí, y no obtenerlo, antes de poder solicitarlo en Estados Unidos.

Los migrantes que continúan su viaje hacia el norte de EE. UU. a pesar de las nuevas restricciones serán devueltos a Guatemala, según el secretario interino de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan.

MIRA: McAleenan se reunió con diversos sectores de la sociedad guatemalteca

El acuerdo, cuyos detalles siguen siendo secretos, es esencialmente un acuerdo de “tercer país seguro” entre Estados Unidos y Guatemala, en todo menos en nombre.

En términos sencillos, significa que Estados Unidos y Guatemala acuerdan que Guatemala, con una de las tasas de homicidios más altas del mundo, cuya capital está en la lista de ciudades que Estados Unidos recomienda que los turistas eviten debido al crimen, se declara perversamente como un lugar seguro para que los migrantes esperen. En términos prácticos, termina los viajes al norte de la mayoría de los migrantes allí.

Los guatemaltecos y los mexicanos todavía pueden viajar al norte, pero tienen que pasar por una serie de controles fronterizos mexicanos endurecidos. Hay informes de que el acuerdo puede involucrar ayuda financiera para más instalaciones de migrantes en Guatemala y personal de EE. UU. para ayudar a capacitar a las personas en el manejo de lo que sería un aumento enorme e imposible en las solicitudes de asilo. Guatemala se convertiría en una especie de corral para los migrantes, donde la burocracia probablemente se tragaría sus sueños de una vida más segura en el norte.

¿Cuándo entra en vigencia este acuerdo? Fue firmado apresuradamente por la administración saliente, y el Tribunal Constitucional de Guatemala dictaminó que su Congreso debe decidir sobre cualquier acuerdo seguro con terceros países. Pero está programado que entre en vigencia a mediados de agosto, a menos que, por supuesto, Giammattei cumpla su palabra y la bloquee.

Pero hay una trampa: la élite de Guatemala. También tienen una visión desde el extranjero, probablemente escuchada en los corredores de poder del país.

La perspectiva de la ira de Trump, que ya ha recortado la ayuda a la nación económicamente problemática y ha amenazado rotundamente con aranceles destructivos si el acuerdo no entra en vigencia, los preocupará.

Cualquier impopularidad a la que se enfrente Giammattei con respecto a este acuerdo probablemente se empequeñecerá si Estados Unidos, que recibe alrededor del 40% de las exportaciones de Guatemala, de repente pone barreras comerciales.

MIRA:Señalan “secretismo” en firma de acuerdo de asilo migratorio entre Guatemala y EE.UU.

No hay mucho campo para elegir: entre la ruina a través de un diluvio de solicitudes de asilo, o una ruina más segura a través de los aranceles comerciales. Y aquí yace la lógica cínica detrás del esquema estadounidense.

Estados Unidos seguramente no espera que los inmigrantes que desean vivir en Texas o California se conforman con esperar ese sueño en Guatemala mientras su papeleo se acumula a través de un sistema estadounidense muy obstruido y restrictivo. Espera que no vengan en absoluto.

La señal no es “hay un nuevo sistema para las masas afligidas”, sino “Estados Unidos no está abierto para ti”. El problema para la conciencia moral de Estados Unidos es que los migrantes no dejan de venir. Están desesperados, y más restricciones solo significan que aceptan asumir más riesgos durante su viaje.

Hablemos del destino de Christian, de 10 años, y su padre Rudy, de 37 años. Guatemaltecos, salieron de su casa el 28 de mayo, en dirección norte, utilizando contrabandistas despiadados que trabajan para los carteles mexicanos para ayudarlos a navegar por controles fronterizos más estrictos.

El cartel era Los Zetas, según funcionarios mexicanos, y los traicionó, los secuestró y pidieron un rescate. No podían pagar, por lo que la garganta de Rudy fue cortada, y Christian fue encontrado con heridas en el cuello al lado del cuerpo sin vida de su padre.

Este nuevo y duro sistema que Guatemala debe decidir aprobar puede empeorar las opciones legales de los migrantes. Pero no detendrá su ardiente deseo de irse, ni el colapso en espiral de Centroamérica que apenas comienza.

The-CNN-Wire™ & © 2018 Cable News Network, Inc., a Time Warner Company. Todos los derechos reservados.

Comparte este artículo: