Línea Directa: 414-777-5818 | TuVoz@telemundowi.com
Patrocinado Por:

El SARS le costó a las aerolíneas US$ 7.000 millones. El brote de coronavirus probablemente será mucho peor

Por dzaratsian

Hong Kong (CNN Business) — El sector de las aerolíneas a nivel mundial se enfrenta a enormes pérdidas financieras debido a que un número creciente de compañías están cancelando vuelos a China debido al brote de coronavirus. Es muy probable que el golpe sea peor que el daño causado por la epidemia de SARS de 2003.

El brote de la enfermedad ya ha matado a 560 personas en todo el mundo, principalmente en China, y ha infectado a más de 28.000 personas en 25 países.

En respuesta, más de una docena de aerolíneas importantes han cancelado vuelos hacia y desde China continental. Varios países también han prohibido la entrada a extranjeros que han viajado a China, mientras que otros han dicho a sus ciudadanos que no viajen allí o que se vayan si pueden.

Minuto a minuto: La cifra global de muertes por coronavirus se eleva a casi 500 Mira: Casinos de Macao cierran temporalmente por coronavirus

La última vez que la industria de la aviación se enfrentó a este tipo de crisis fue en 2003, cuando el brote de SARS le costó a los transportistas de Asia Pacífico US$6.000 millones en ingresos, según la Autoridad de Transporte Aéreo Internacional (IATA). Las aerolíneas norteamericanas perdieron US$1.000 millones, mientras que las aerolíneas europeas salieron ilesas, dicen los analistas. Pasaron nueve meses antes de que el tráfico internacional de pasajeros volviera a la normalidad, dijo IATA.

El coronavirus superará “definitivamente” ese golpe del SARS de US$7.000 millones, dijo Ivan Su, analista de la firma de servicios financieros Morningstar.

La industria de la aviación global, que generó US$838.000 millones en ingresos el año pasado, perderá más dinero esta vez por varias razones: la cantidad de viajeros aéreos chinos se ha disparado desde 2003. Las compañías aéreas chinas, y la industria en general, son más grandes ahora que antes. Y las suspensiones de vuelos y las advertencias de viaje podrían durar más de lo que duraron durante el SARS, lo que pesaría en las aerolíneas internacionales.

Un mercado de aviación masivo

Alrededor de 660 millones de pasajeros chinos viajaron en avión en 2019, más de siete veces más que en 2003, según la agencia estatal de noticias Xinhua y Fitch Ratings. La gran mayoría de esos viajes son nacionales. El auge en China superó con creces el aumento global en el número de pasajeros, que creció de 1.700 millones en 2003 a 4.200 millones en 2018, según el Banco Mundial.

Cuando llegó el SARS, el tráfico mundial de pasajeros cayó un 18,5% en abril de 2003 en comparación con el año anterior, con una caída de casi el 45% en Asia-Pacífico, dijo la agencia de calificación Fitch en un informe la semana pasada.

Esta vez, la caída podría ser mucho peor. El brote de coronavirus golpeó justo cuando China se estaba preparando para el Año Nuevo Lunar, su fiesta más importante. Millones de chinos desecharon planes de viaje cuando Beijing dio el paso extraordinario de poner ciudades enteras en el cierre para contener el virus. Las autoridades dijeron el mes pasado que los viajes aéreos en el primer día del período de vacaciones cayeron más del 41% en comparación con el año anterior.

Aparte del Año Nuevo Lunar, China también se ha vuelto mucho más importante para la industria de la aviación mundial.

Actualmente es el segundo mercado de aviación civil más grande del mundo, detrás de Estados Unidos, con ingresos de 1,06 billones de yuanes (US$ 151.000 millones) el año pasado, según Xinhua.

Las principales aerolíneas chinas Air China, China Southern y China Eastern “han crecido fácilmente entre cinco y seis veces en comparación con 2003, cuando eran muy, muy pequeñas en comparación con el resto de las compañías internacionales”, dijo. Shukor Yusof, jefe de la consultora de aviación Endau Analytics en Malasia.

China Southern, la aerolínea más grande del país, reportó 43.700 millones de yuanes (US$6.200 millones) en ingresos en el tercer trimestre del año pasado. En comparación, Delta, la principal aerolínea de Estados Unidos, informó ingresos de US$12.600 millones para el mismo período.

Este mapa te muestra la situación del coronavirus en el mundo en tiempo real Mira: Más aerolíneas suspenden vuelos a China por el coronavirus

Restricciones y cancelaciones

Las restricciones de viaje extensas también afectarán a los transportistas internacionales.

“Las aerolíneas se ven más afectadas hoy porque China es el motor económico mundial”, dijo Yusof, y agregó que las amplias cancelaciones de vuelos realizadas por American Airlines, Air Canada, British Airways y otros “no tienen precedentes”.

“Este [brote] debería ser peor ya que las prohibiciones de viaje comenzaron temprano y parece que seguirán vigentes durante un largo período de tiempo”, dijo Alicia García Herrero, economista jefe de Asia Pacífico en Natixis.

Durante el SARS, la Organización Mundial de la Salud emitió su primer aviso de viaje de emergencia sobre la enfermedad a mediados de marzo de 2003, casi cinco meses después de que comenzaron a surgir los primeros casos reportados. La agencia levantó las advertencias de viajes contra Hong Kong y Beijing en mayo y junio de ese año, respectivamente, una vez que el brote se contuvo en esos centros.

La mayoría de las cancelaciones de vuelos durante el SARS duraron aproximadamente dos meses, según Su de Morningstar.

La aerolínea insignia de Hong Kong, Cathay Pacific fue uno de las más afectadas. En el apogeo del brote de SARS, Cathay canceló el 42% de sus vuelos debido a los temores de viajar, y vio que su carga diaria de pasajeros caía de unos 33.000 a unos 10.000.

El martes, la compañía anunció que reduciría los vuelos en un 30% en todo el mundo durante dos meses, incluida una reducción del 90% en los vuelos a China continental durante ese tiempo. Las acciones de la compañía han caído más del 11% en lo que va del año.

— Serenitie Wang y Steven Jiang contribuyeron a este informe.

The-CNN-Wire™ & © 2018 Cable News Network, Inc., a Time Warner Company. Todos los derechos reservados.

Comparte este artículo: