El subdirector del Servicio Secreto de EE.UU. deja la agencia tras el explosivo testimonio de un ayudante sobre él el 6 de enero

El director adjunto del Servicio Secreto de EE.UU., Tony Ornato, visto aquí en octubre de 2020, dejó el Servicio Secreto el 29 de agosto.

Por Jamie Gangel y Whitney Wild, CNN

(CNN) - El director adjunto del Servicio Secreto de Estados Unidos, Tony Ornato, dejó el Servicio Secreto este lunes, una salida significativa dos meses después del testimonio explosivo de una ex asistente de la Casa Blanca, que alegó que Ornato le había dicho que el entonces presidente Donald Trump estaba furioso al saber que su detalle de seguridad no lo llevaría al Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero de 2021.

Ornato ha confirmado este lunes su marcha, de la que ya había informado la CNN citando a dos fuentes conocedoras. Dijo que dejó la agencia para seguir una carrera en el sector privado.

"Me he retirado hoy para seguir una carrera en el sector privado. Me he retirado del Servicio Secreto de los Estados Unidos después de más de 25 años de fiel servicio a mi país, incluyendo el servicio a los últimos cinco presidentes. Hace tiempo que planifiqué mi jubilación y he estado planeando esta transición durante más de un año", dijo Ornato en una declaración a la CNN.

Ornato dijo a la CNN que no ha asumido ningún cargo con el ex presidente ni con ninguna de sus empresas. Se negó a nombrar a su nuevo empleador.

El comité selecto de la Cámara de Representantes que investiga la insurrección ha dejado claro que cree que Ornato era una figura central que podría proporcionar información valiosa sobre los movimientos y las intenciones de Trump antes y durante el 6 de enero. Ornato no solo dirigió en su día el destacamento de Trump, sino que también dio el paso sin precedentes de unirse al personal de la Casa Blanca como jefe adjunto de personal en diciembre de 2019 en una asignación temporal y finalmente regresó al Servicio Secreto para dirigir su programa de formación.

Según la representante Zoe Lofgren, una demócrata de California que forma parte del panel, los miembros del comité han insistido en su deseo de hablar con Ornato y éste ha contratado un abogado privado. No está claro si Ornato terminará testificando en relación con las afirmaciones de Cassidy Hutchinson, un asesor del ex jefe de personal de la Casa Blanca de Trump, Mark Meadows.

Hasta ahora, Ornato se ha reunido con el panel en dos ocasiones -en enero y marzo- como parte de su investigación, según una fuente familiarizada con su testimonio.

Entre los temas que Ornato discutió con el comité, dijo la fuente, estaban el conocimiento de Trump sobre el paradero del entonces vicepresidente Mike Pence durante el ataque al Capitolio de Estados Unidos y si Trump podría haber hecho más para animar a los alborotadores a calmarse y abandonar el edificio.

Las respuestas de Ornato a esas y otras preguntas no han sido reveladas por el comité, y los miembros del panel han expresado su frustración con aspectos de su testimonio, y algunos sugieren que carece de credibilidad.

Hutchinson declaró específicamente que Ornato le había contado que Trump se enfureció y se abalanzó sobre un miembro de su equipo de protección mientras exigía que le llevaran al Capitolio el 6 de enero.

Un funcionario del Servicio Secreto, que habló bajo condición de anonimato, dijo previamente a CNN que Ornato niega haberle dicho a Hutchinson que el ex presidente agarró el volante de su vehículo presidencial o a un agente de su destacamento.

Las fuentes dijeron a la CNN que Ornato tenía derecho a la jubilación desde principios de este verano, y que había estado discutiendo la posibilidad de dejar el Servicio Secreto desde antes del testimonio de Hutchinson.

Esta historia ha sido actualizada con información adicional el lunes.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc, una compañía de Warner Bros. Discovery. Todos los derechos reservados.

Comparte este artículo:
Are you sure you want to delete this comment?
Close
Are you sure you want to delete this comment?