El Tribunal Supremo de EE.UU. rechaza detener la ejecución de un preso de Alabama que será el primero en morir por gas nitrógeno

Departamento Correccional de Alabama

Por Dakin Andone y Devan Cole

(CNN) - El Tribunal Supremo de EE.UU. se negó este miércoles a detener la ejecución del condenado a muerte de Alabama Kenneth Smith, que está previsto que sea ejecutado esta semana utilizando gas nitrógeno, un método totalmente nuevo que algunos expertos han denunciado como velado en secreto en medio de preocupaciones de que podría conducir a un dolor excesivo o incluso tortura.

Smith será ejecutado en un plazo de 30 horas a partir del jueves por su participación en un asesinato a sueldo cometido en 1988. El estado abortó hace 14 meses un intento de ejecutarlo mediante inyección letal porque los funcionarios no pudieron colocar una vía intravenosa antes de que expirara la orden de ejecución.

La semana pasada, Smith y sus abogados pidieron al Tribunal Supremo que suspendiera la ejecución para poder argumentar que intentar ejecutarlo por segunda vez supondría un castigo cruel e inusual que violaría las enmiendas Octava y Decimocuarta.

El miércoles, los jueces rechazaron las peticiones de Smith. No dieron ninguna explicación en su breve orden, y no hubo disidencias destacadas.

Sin embargo, el litigio continúa antes de la ejecución programada de Smith por hipoxia de nitrógeno, un método que solo Alabama, Oklahoma y Mississippi han aprobado y ninguno ha utilizado; solo Alabama, que adoptó el método en 2018, ha esbozado un protocolo para ello, indicando que los funcionarios planean administrar el nitrógeno a Smith a través de una máscara.

Los abogados de Smith también habían presentado una apelación separada ante el Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos para el Undécimo Circuito el miércoles - ese tribunal también se negó a detener la ejecución de Smith el miércoles por la noche, diciendo que "Smith no ha podido demostrar una probabilidad sustancial de éxito en el fondo de sus reclamos."

"En consecuencia, su petición de suspensión de la ejecución debe ser denegada sin tener en cuenta los demás requisitos previos para la emisión de la misma", dijo el tribunal en su fallo.

En la solicitud presentada ante el Tribunal de Apelaciones del Undécimo Circuito, los abogados de Smith afirman que Alabama alteró sus planes de ejecución al cambiar el horario previsto para que Smith tomara su última comida.

El cambio se hizo, según los abogados, en respuesta a la evidencia de que Smith "ha estado vomitando repetidamente", una de las preocupaciones planteadas anteriormente por Smith y los críticos del Estado, que temen que Smith pueda vomitar en la máscara, provocándole asfixia y aumentando el riesgo de una muerte tortuosa.

"Aunque no cabe duda de que una suspensión de la ejecución es la excepción y no la regla, es difícil imaginar un caso más excepcional que aquel en el que un Estado pretende emplear un protocolo novedoso para un método de ejecución nunca antes utilizado, utilizando un plan que sigue cambiando menos de 48 horas antes de que esté previsto que comience la ejecución", escribieron los abogados.

En respuesta, el Estado dijo que las pruebas de que Smith había estado vomitando procedían en gran medida de sus propias declaraciones. El Departamento de Prisiones, según el Estado, sólo alteró el horario de la última comida para aliviar las preocupaciones de Smith.

El Estado instó al tribunal a denegar la solicitud de suspensión, afirmando que los "recientes retrasos y la última presentación de Smith son una burla del proceso judicial".

En respuesta a la decisión del tribunal de apelación de denegar la suspensión, el fiscal general de Alabama, Steve Marshall, declaró: "Aunque Smith probablemente apelará ante el Tribunal Supremo de EE.UU., mi oficina está dispuesta a continuar la lucha por Liz Sennett". Dos tribunales han rechazado ya las pretensiones de Smith. Sigo confiando en que el Tribunal Supremo se decantará del lado de la justicia, y que la ejecución de Smith se llevará a cabo mañana."

Durante el intento de ejecución de noviembre de 2022, los funcionarios "pincharon repetidamente al Sr. Smith en los brazos y las manos" para acceder a sus venas, lo que causó al recluso "graves dolores físicos y tormento psicológico, incluido un trastorno de estrés postraumático", escribieron sus abogados en su recurso ante el Tribunal Supremo.

La ejecución de Smith sería la segunda vez en la historia de Estados Unidos que un Estado intenta ejecutar a un recluso por segunda vez después de haber fracasado inicialmente.

El estado se opuso a la apelación de Smith, señalando esta semana en una presentación ante el Tribunal Supremo que esta vez utilizaría un método diferente y describiendo la hipoxia de nitrógeno como "quizá el método de ejecución más humano jamás ideado."

"Dicho tratamiento es mucho mejor que el que Smith dio a Elizabeth Sennett hace casi treinta y seis años", escribió Alabama, refiriéndose a la víctima del caso de 1988.

Los expertos de las Naciones Unidas, sin embargo, han "expresado su alarma" por la inminente ejecución de Smith, afirmando este mes en un comunicado de prensa: "Nos preocupa que la hipoxia por nitrógeno provoque una muerte dolorosa y humillante." El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos pidió a Alabama que detuviera la ejecución, afirmando que "podría equivaler a tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes en virtud del derecho internacional de los derechos humanos."

"No es que el gas nitrógeno no vaya a matarte", dijo a la CNN el Dr. Joel Zivot, profesor asociado de anestesiología y cirugía en la Universidad de Emory. "Pero, ¿te matará de un modo que cumpla el requisito constitucional de que no sea cruel y no sea tortura?".

Smith fue condenado a muerte por su participación en el asesinato por encargo de Sennett en 1988. Su marido, el ministro Charles Sennett, contrató a alguien que a su vez contrató a otras dos personas, entre ellas Smith, para que mataran a su esposa y lo hicieran pasar por un robo por 1.000 dólares cada una, según los registros judiciales.

Sennett, que según los registros judiciales mantenía una relación amorosa y había suscrito una póliza de seguro contra su esposa, se suicidó una semana después del asesinato de ésta, cuando los investigadores se centraron en él. Smith fue detenido después de que los investigadores registraran su casa y encontraran el vídeo de los Sennett, que se había llevado durante el asesinato.

Smith afirma que pudo sentir  dolor sobreañadido

Smith expresó su deseo de ser ejecutado por hipoxia de nitrógeno tanto antes como después del intento de ejecución de 2022. Pero eso fue antes de que el Estado tuviera un protocolo, señaló este mes un juez federal.


Su preferencia declarada se debió probablemente a su creencia de que el estado no estaba cerca de finalizar un protocolo, escribió el juez, añadiendo que si el estado se viera obligado a ejecutarlo utilizando nitrógeno, lo colocaría efectivamente "en un patrón de espera indefinido", manteniéndolo a salvo de la ejecución.

La situación cambió en agosto, cuando Alabama accedió repentinamente a ejecutar a Smith utilizando nitrógeno gaseoso y publicó el protocolo, que contenía numerosas redacciones que el estado afirmó necesitar para mantener la seguridad. Aun así, el protocolo aclaraba algunos aspectos de cómo los funcionarios pretendían llevar a cabo la ejecución, concretamente la administración del nitrógeno mediante una máscara.

Aunque Alabama acordó posteriormente no intentar ejecutar de nuevo a Smith mediante inyección letal, éste impugnó el protocolo de hipoxia con nitrógeno, alegando que le exponía a un "dolor sobreañadido" y podía provocarle un derrame cerebral o dejarle en estado vegetativo si fallaba, según consta en los registros judiciales. Propuso al Estado que modificara el protocolo o que lo ejecutara un pelotón de fusilamiento.


El fallo del juez a principios de este mes despejó el camino para que Alabama siguiera adelante, al considerar que "simplemente no había pruebas suficientes para concluir" que el protocolo causaría a Smith un dolor sobreañadido.

"Podría, en un sentido muy teórico, pero sólo si se produce una cascada de acontecimientos improbables", escribió el juez. "O bien podría ser indoloro y rápido. La ejecución por hipoxia nitrogenada es novedosa, y seguirá siéndolo aunque los acusados empleen las enmiendas al protocolo propuestas por Smith."

Aunque el juez reconoció que el protocolo "muy redactado" mantenía el "conocido velo de secretismo sobre los procedimientos de la pena capital" del Departamento de Instituciones Penitenciarias, también señaló que el Estado había proporcionado al equipo de Smith un protocolo sin redactar.

La oficina de la gobernadora republicana Kay Ivey se negó a facilitar una copia no redactada del protocolo de ejecución por hipoxia nitrogenada o a responder a las preguntas de la CNN sobre las preocupaciones de los expertos al respecto. Los abogados de Smith se negaron a facilitar a la CNN una copia del protocolo sin editar, citando una orden de protección del tribunal.

Esta es una historia en desarrollo y será actualizada.

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc, una compañía de Warner Bros. Discovery. Todos los derechos reservados


Comparte este artículo: