Farmacéutico se declarará culpable de intentar arruinar cientos de dosis de vacunas contra COVID-19

GRAFTON, Wis. (TELEMUNDO WI) --Steven R. Brandenburg de Grafton, Wisconsin, firmó un acuerdo de declaración de culpable de intentar de aruinar cientos de dosis de la vacuna COVID-19.

Brandenburg está acusado de dos cargos, de intento de manipulación de productos de consumo, con imprudencia por el riesgo de que otra persona sea puesta en peligro de muerte o de lesiones corporales. Brandenburg ha aceptado declararse culpable de los cargos, cada uno de los cuales implica una pena máxima de diez años de prisión.  

Mientras trabajaba como farmacéutico en un hospital en Grafton, Wisconsin, en dos turnos nocturnos sucesivos a finales de diciembre, Brandenburg sacó a propósito una caja de la vacuna COVID-19 fabricada por Moderna -que debe conservarse a temperaturas frías específicas para seguir siendo viable- de la unidad de refrigeración del hospital, con la intención de que la vacuna quedara inservible y dejara de ser efectiva. Según el acuerdo de culpabilidad, Brandenburg creía en varias "teorías de la conspiración", suscribía nociones de "historia alternativa" y era escéptico con respecto a las vacunas en general y a la vacuna de Moderna en particular. Brandenburg había comunicado sus creencias sobre las vacunas a sus compañeros de trabajo durante al menos los dos últimos años.

Tras dejar las vacunas fuera durante varias horas cada noche, Brandenburg las devolvía al refrigerador para utilizarlas en la clínica de vacunas del hospital al día siguiente. Antes de que se descubriera todo, 57 personas recibieron dosis de la vacuna de esos botes.

Comparte este artículo:
 
Are you sure you want to delete this comment?
Close
Are you sure you want to delete this comment?