Línea Directa: 414-777-5818 | TuVoz@telemundowi.com
Patrocinado Por:

Hombre involucrado en un tiroteo de ira tras el volante que hirió a una menor enfrenta cargos

MILWAUKEE, WIS., (TELEMUNDO WISCONSIN)-- Un hombre enfrenta cargos en conexión a un tiroteo de ira tras el volante que hirió a una niña de 5 años.

Anthony Jenkins, de 35 años, enfrenta cargos de poner en peligro la seguridad por el uso de un arma, y dos cargos de primer grado de poner en peligro la segura de una manera imprudente.

Según la denuncia criminal, el padre de la niña le dijo a la policia que él estaba manejando hacia su casa después de ir a Burger King, con su hija en el asienta trasero. El noto que una camioneta verde con color oro, estaba manejando muy cerca detrás de él. Él se detuvo en el área entre las calles 44 y Keefe cuando el conductor de la van, quien después fue identificado como Jenkins, comenzó a gritarle diciéndole que manejaba muy despacio. El padre de la víctima le dijo a autoridades que Jenkins salió de su auto y camino hacia enfrente de la van, fue cuando vio que Jenkins tenía un arma. El padre de la menor comenzó a manejar, y cuando se alejaba, Jenkins comenzó a disparar hacia su vehículo, hiriendo a la menor de 5 años en la pierna.

La policía dijo que pudieron dar con el paradero de Jenkins gracias al video de vigilancia que grabo a la van.

Por su parte Jenkins le dijo a la policía que él iba manejando detrás de un auto Chrysler 300 que iba manejando muy despacio. Cuando el Chrysler 300 dio vuelta hacia la calle 44, se detuvo de una manera brusca. Jenkins dijo que él y el conductor del Chrysler 300 discutieron estando dentro de sus vehículos y que le dijo al conductor del Chrysler 300 que si quería discutir que se detuviera y lo hicieran. La denuncia criminal también dice que Jenkins le dijo a la policia que él vio que el conductor del Chrysler 300 tenía un arma, pero que nunca saco la mano de la ventana.

Añadiendo, que salió de su van y se le acercó al conductor del Chrysler 300 y le dijo que si quería dispárale que lo hiciera. Cuando el Chrysler 300 comenzó a manejar, Jenkins admitió haber sacado su arma y haberle disparado al vehículo. Según datos de la denuncia criminal, Jenkins dijo que nunca vio a la menor en el asiento trasero y que no sabe cuántas veces disparo.

Si es condenado, Jenkins podría pasar hasta 35 años en prisión.

Comparte este artículo: