La Asamblea de Wisconsin aprueba un proyecto de ley que obliga a limitar la población de lobos y envía la propuesta a Evers

MADISON, Wisconsin (AP) - Los republicanos de Wisconsin enviaron un proyecto de ley al gobernador Tony Evers el jueves que obligaría a los administradores estatales de vida silvestre establecer un límite a la población de lobos del estado, obligando al gobernador a elegir entre complacer a los conservacionistas que quieren proteger a las criaturas y los agricultores que dicen que los lobos están destruyendo su ganado.

La Asamblea aprobó el proyecto de ley en una votación sin debate. El Senado lo aprobó en octubre. Evers tendrá que decidir si la convierte en ley o la veta. Su portavoz, Britt Cudaback, no respondió inmediatamente a un mensaje en el que se le preguntaba cuál era la postura de Evers ante la propuesta.

El Departamento de Recursos Naturales del estado, una agencia del gabinete de Evers, adoptó en octubre un plan de gestión del lobo que no incluía un límite estricto. En su lugar, el plan recomendaba mantener la población en torno a los 1,000 animales.

El plan sustituye a un plan de gestión adoptado por el DNR en 1999 que fijaba un límite máximo de 350 lobos. Los responsables del DNR han argumentado que el nuevo planteamiento da más flexibilidad a los gestores de la fauna salvaje.


El nuevo plan satisface al menos a algunos ecologistas que sostienen que los lobos no se han restablecido firmemente en Wisconsin. Décadas de caza prácticamente extinguieron a los lobos en el estado en la década de 1950. Hoy la población ronda los 1.200 lobos, según estimaciones del DNR.

Los residentes y agricultores del norte de Wisconsin sostienen que los lobos son tan abundantes que atacan a su ganado y amenazan a niños y animales domésticos. Exigen que se establezca un límite máximo de población en el nuevo plan de gestión.

Los lobos están incluidos en la lista federal de especies en peligro de extinción y no pueden cazarse. Pero si las autoridades federales los retiraran de la lista, el DNR se vería obligado por la ley estatal a organizar una cacería de lobos. El límite de población entraría entonces en juego cuando los funcionarios del DNR considerasen cuántos lobos podrían matar los cazadores. Cuanto menor sea el límite, más lobos podrán cazar los cazadores.

Los legisladores republicanos se han puesto del lado de sus electores del norte y han pedido en repetidas ocasiones al DNR que adopte un tope estricto, pero sin éxito. Los republicanos que controlan el Senado estatal se negaron a confirmar en octubre a cuatro miembros de la junta de la agencia nombrados por Evers después de que dudaran sobre si apoyaban un límite duro.

No todos los conservacionistas apoyan el nuevo plan de gestión. La Great Lakes Wildlife Alliance, también conocida como Friends of the Wisconsin Wolf & Wildlife, presentó una demanda en noviembre acusando a los miembros de la junta del DNR de violar la ley estatal de reuniones abiertas durante el periodo previo a la adopción, de no tener en cuenta los peligros de la caza excesiva de lobos y de permitir que relatos no verificados de agresiones de lobos influyeran en el plan.

La demanda sigue pendiente en el Tribunal de Circuito del Condado de Dane.


Comparte este artículo: