Línea Directa: 414-777-5818 | TuVoz@telemundowi.com
Patrocinado Por:

La líder de Hong Kong dice que el proyecto de ley de extradición de China “está muerto” pero no lo retira formalmente

Por dzaratsian

Hong Kong (CNN) — La líder de Hong Kong, Carrie Lam, dijo el martes que un controvertido proyecto de ley de extradición que provocó semanas de protestas, “está muerto”, pero no llegó a retirarlo formalmente.

Lam admitió que el proceso legislativo había sido un “fracaso total” y dijo que “no había tal plan” para reanudar los debates sobre el proyecto de ley, que los críticos temen que se pueda usar para atacar a los disidentes en Hong Kong para ser procesados en China.

El proyecto de ley se suspendió el 18 de junio.

“El 18 de junio, expresé mis sinceras disculpas”, dijo. “La causa de estas quejas son causadas por el gobierno. Todavía existen dudas sobre si el gobierno reiniciará el proyecto de ley. No existe tal plan. El proyecto de ley está muerto”.

Aunque su lenguaje el martes fue más fuerte, la posición de Lam en el proyecto de ley no ha cambiado desde el mes pasado. Después de que se suspendió, el proyecto de ley en todo caso iba morir cuando el parlamento actual expire a mediados de 2020, junto con todas las demás leyes pendientes.

Las protestas exigen un retiro total e inmediato, garantizando que los legisladores no puedan reiniciar los debates y llevar el proyecto de ley a la votación.

Es poco probable que el hecho de que Lam no haya anunciado que retira la ley este martes haga que se detengan las marchas masivas que han interrumpido la ciudad en las últimas semanas.

Algunas de esas protestas se han vuelto violentas. El 1 de julio, cientos de manifestantes, en su mayoría jóvenes, irrumpieron en la legislatura de la ciudad, destrozando gran parte de ella y ocupándola durante varias horas antes de retirarse ante un despacho de la Policía.

Desde entonces, las protestas se han dirigido a otras partes de Hong Kong en un intento de llevar el mensaje del proyecto de ley contra la extradición (y las demandas adicionales por la renuncia de Lam y una mayor democracia) a una audiencia más amplia, incluidos los visitantes a la ciudad desde China continental.

Lam hizo referencia a varias de esas demandas el martes, pero no de una manera que pueda satisfacer a sus críticos. Ella dijo que era responsabilidad de la secretaria de Justicia el liberar a los manifestantes arrestados y se negó a pedir una investigación independiente sobre las denuncias de brutalidad policial, prometiendo en cambio que un inspector de la Policía actual cumpliría este rol.

En cuanto a la renuncia, Lam dijo que renunciar al puesto de líder ejecutivo “no es una tarea simple”.

“Todavía tengo la pasión de gobernar Hong Kong”, dijo Lam. “Le pido a la gente de Hong Kong que me dé la oportunidad de seguir sirviendo”.

Es poco probable que la renuncia de Lam traiga estabilidad a la ciudad, pues la influencia de Beijing sobre el método de selección del líder de la ciudad ha conducido previamente a grandes protestas.

El líder de Hong Kong es elegido entre los candidatos seleccionados por un comité electoral dominado por Beijing y no elegido libremente por el pueblo, una situación que provocó las protestas del Movimiento Umbrella de 2014.

¿Cómo podría el proyecto de ley ‘muerto’ volver a la vida?

Anunciar que un proyecto de ley está “muerto” puede sonar definitivo. Pero la afirmación de Lam fue criticada como “otra mentira ridícula” por el activista a favor de la democracia Joshua Wong en Twitter.

Wong dijo que la única “manera correcta para que la señora Lam ‘mate’ el proyecto de ley es invocar el artículo 64 de las Normas y Procedimientos (del Consejo Legislativo), para RETIRAR FORMALMENTE el proyecto de ley”.

Esto no es solo semántica.

Para que un proyecto de ley se convierta en ley en Hong Kong debe pasar por tres lecturas, la segunda de las cuales es la más importante. Es entonces cuando los legisladores debaten el proyecto de ley y lo remiten a un comité relevante para un mayor control. La tercera lectura, así como la primera, es más una formalidad y puede ocurrir el mismo día que la etapa final de la segunda lectura.

Sin un retiro formal, el gobierno —no importa cuán “muerto” diga que está el proyecto de ley— podría en cualquier momento reanudar el proceso legislativo en la etapa de la segunda lectura, donde se detiene.

Denise Ho, cantante pro democracia de Hong Kong, asiste a una conferencia de prensa luego de hablar ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra el 8 de julio de 2019.

A partir de ahí, el proyecto de ley podría convertirse rápidamente en ley antes de que los manifestantes tengan tiempo de movilizarse.

Y con el edificio legislativo de Hong Kong actualmente cerrado por reparaciones, después de que los manifestantes lo asaltaron y destrozaron el 1 de julio, ese proceso podría ocurrir en otro lugar, menos público, a corto plazo.

El hecho de que Lam asegure que esto no sucederá significa poco para un movimiento de oposición que no confía en ella.

Sin embargo, si el proyecto de ley se retira formalmente su paso a la ley vuelve al principio, dando a los manifestantes más tiempo para oponerse si fuera resucitado.

Derechos ‘bajo ataque’

El lunes, la activista de Hong Kong y estrella del pop Denise Ho se enfrentó con un representante chino en las Naciones Unidas cuando instó a la comunidad internacional a defender los derechos democráticos de Hong Kong.

Ho le dijo a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra que China había incumplido los compromisos que asumió cuando tomó el control de Hong Kong en 1997, haciéndose eco de las preocupaciones de millones de personas de Hong Kong que se han unido a las recientes protestas masivas.

“La Declaración de Viena garantiza la democracia y los derechos humanos. Sin embargo, en Hong Kong, estos están bajo un serio ataque”, dijo Ho.

La delegación de China interrumpió el discurso de Ho dos veces al presentar mociones de procedimiento. Primero, acusó a Ho de violar la constitución de la ONU al referirse a Hong Kong como un país y no como parte de China y le pidió que usara “expresiones que se ajusten a las normas de la ONU”.

El diplomático chino utilizó la segunda moción para acusar a Ho de atacar “sin fundamento” el acuerdo de “un país, dos sistemas” bajo el cual se gobierna la ciudad.

Ho terminó su discurso pidiéndole a la ONU que convocara una sesión urgente para “proteger a la gente de Hong Kong” y sacar a China del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

The-CNN-Wire™ & © 2018 Cable News Network, Inc., a Time Warner Company. Todos los derechos reservados.

Comparte este artículo: