Organizadora comunitaria de UMOS necesita un doble trasplante de pulmón por coronavirus

NOW: Organizadora comunitaria de UMOS necesita un doble trasplante de pulmón por coronavirus

NEXT:

Una querida miembro de la comunidad de Milwaukee está luchando por su vida después de resultar positiva por COVID-19.

Carmen Lerma es una organizadora de la organización UMOS en el lado sur de la ciudad y ahora está en necesidad de un trasplante pulmonar doble porque el virus ha dañado sus pulmones.

Carmen  nos cuenta que el trasplante pulmonar es su única esperanza para sobrevivir.

No ha sido fácil para ella, que siempre anda buscando maneras de ayudar a la comunidad porque ahora, ella necesita un poco de ayuda sí misma.


“No es un juego. Es serio.”

Carmen Lerma nos habla desde su habitación de un hospital en madison.

Ha estado hospitalizada desde julio cuando fue llevada de emergencia después de desmayarse.

“Y cuando llegue al hospital que desperté, estaba en el departamento de intensivos con montón de máquinas y doctores”, ella nos contó. “Y el doctor dice que tuve suerte porque un 31% de oxígeno en el cuerpo era para estar muerta del cerebro, o en coma."

Carmen ha perdido más de 40 libras, tiene ampollas en su cara por la mascarilla del respirador, y ha tenido que consumir batidos de proteína por una pajilla o popote.

Ella ya no tiene COVID-19, pero el virus le ha dañado sus pulmones y ahora necesita un doble trasplante pulmonar.


“Emocionalmente, ha sido bien difícil. Estoy perdiendo tres meses de mi vida sin ver a mi familiar, sin abrazar a mis nietos sin poder decirle a mis hijos, darles sus abrazos. Son tres meses.”

Pero dice que el apoyo de su familia, amigos, y seres queridos la motivan para salir del hospital…

“Yo sabía que tenía personas que me quieren mucho, pero, oh my God, hay mucho más de lo que yo pensé”, dijo Carmen, agradecida por esos que la están apoyando durante esta lucha.


“Y no me voy a dar por vencida. Peleo y voy a seguir luchando.”

Carmen menciona que quiere seguir haciendo sus eventos con la comunidad y se considera afortunada de poder haber luchado contra el virus.

Esta compartiendo su historia porque quiere que más personas tomen el virus en serio.

“Que si es un virus regular… no lo es. Pónganse las máscaras, lávense las manos, mantengan su distancia,” ella le urge a todos. “Recuerden de sus abuelitos, de sus papas, de sus hijos porque no está fácil. No esta fácil.”

Carmen todavía está esperando su doble trasplante.

Sus amigos han creado un GoFundMe para ayudarla con sus costos médicos.


Comparte este artículo: