Línea Directa: 414-777-5818 | TuVoz@telemundowi.com
Patrocinado Por:

REPORTAJE ESPECIAL: Detenidos en su etapa final de deportación podrán tener segunda oportunidad

MADISON, WI (TELEMUNDO WI) – Para las personas que enfrentan la deportación, navegando por el sistema legal puede ser una pesadilla y mucho más tener que enfrentar obstáculos como no saber el idioma o tener los suficientes recursos.

Es por eso que una organización sin fines de lucro se dedica a ayudar a personas quienes enfrentan deportación y en muchos casos sin costo.

Wisconsin es el hogar de unas estimadas 85,000 personas que emigraron ilegalmente. Un residente nos cuenta que sin la ayuda que ha recibido quizás ya estuviera de nuevo en su país, un lugar que ella describe como inseguro en el momento.

“Tengo más de 10-11 años viniendo a los estados unidos”, dice una víctima de inmigración, a quien hemos ocultado su real identidad pero quien llamaremos “Maria”.

Maria, visitaba los estados unidos para divertirse con su familia. Pero el pasado octubre el viaje tomo un desagradable giro.

“Ellos me detienen y me dicen que mi pasaporte y mi visa son falsos”, dice Maria. “Yo les digo que como va ser falso? Que si me los habían dado falsos es porque ellos me lo habían dado. Y me dijeron que me iban a deportar.”

De acuerdo con su abogado, la visa y pasaporte están vigentes ya que renovó su pasaporte en el 2014 y su visa fue emitida de la embajada de estados unidos en su país de origen.

“Ahorra venía a compartir un rato y ya salir un poco de la situación que uno está viviendo”, dice Maria. “Es un proceso político, económico social bastante fuerte. Ha llevada a población a vivir una situación bastante critica.”

Pero desafortunadamente, esa salida creo otro imprevisto problema.

“Llegue al aeropuerto de Chicao”, dice Maria. “llegue a las 12 de la madrugada, me detuvieron, y luego me trasladaron al centro de detención donde estuve 70 días.”

Fueron 70 días en un centro de detención sin ver a su familia, sin saber el idioma, y sin sus pertenencias. Una experiencia intimidante para Maria ya que nunca había tenido problemas con la ley.

“Nunca pensé que lo iba a vivir. Gamas pensé que la mis 50 años yo iba estar presa”, dice Maria. “Nadie te dice nada, nadie te explica cuál es el siguiente paso ni que va pasar contigo. Simplemente te llevan y te dejan allí.”

Es entonces donde la organización Ley de Inmigrantes de la comunidad de Madison aparece para ayudar a personas como Maria.

“Cuando vamos a los centros de detención nosotros vamos a reunir con los detenidos que están interesados en saber más sobre sus derechos”, dice la abogada Aissa Olivares. “Para haber si hay una posibilidad que puedan pelear los cargos.”

El condado de Dane es uno de 11 condados en el país con subsidios para mantener a abogados como Aissa Olivares por dos años para servir gratuitamente o con costos reducidos a personas en la comunidad.

“Bajo la beca de Nueva York, solamente las personas de Dane County podemos ayudar”, dice Olivares. “Pero, claro que quiero servir a todos que necesitan ayuda.”

La organización comenzó como un ministerio de la iglesia Christ Presbyterian Church en el 2008. Donaciones les ayuda a extender sus servicios.

“Si no son de Dane County voy a sugerir que hablen con nosotros para que podamos encontrarles la ayuda necesaria”, dice Olivares.

“Me ayudaron y en verdad que estoy muy agradecida porque uno to tenia tampoco los recursos suficientes”, dice Maria. “Y bueno, empezamos el proceso.”

Un proceso que finalmente le dio la libertad por 180 días a Maria para esta con su familia en los estados unidos, hasta su audiencia que determinara su futuro.

“Mientras tanto, me puse otra vez a estudiar inglés para que de pronto cuando yo pueda tener empleo, realmente pueda desenvolverme como debe ser”, dice Maria.

“Es una situación bien difícil pero es un honor que ellos tienen confianza en mi para que los pueda representar lo mejor posible”, dice Olivares.

La organización espera servir como modelo para otros condados y comunidades atreves del estado para poder ayudar a más personas.

Comparte este artículo: