Línea Directa: 414-777-5818 | TuVoz@telemundowi.com
Patrocinado Por:

Seis frases sobre la crisis de Venezuela en los seis meses de Juan Guaidó como presidente encargado

Por Melissa Velásquez Loaiza

(CNN Español) — Han pasado seis meses desde que el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela Juan Guaidó se proclamó como presidente interino de Venezuela.

El 23 de enero de 2019, el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela dijo que lucharía por tres objetivos principales: lograr el cese de lo que la oposición llama usurpación, tener elecciones libres y elegir un gobierno de transición.

MIRA: Asamblea Nacional aprueba reincorporación de Venezuela al TIAR

Durante meses, la crisis migratoria venezolana no ha cesado, hubo tensión en la frontera por la entrega de ayuda humanitaria, hubo una jornada de levantamiento cívico-militar, una serie de apagones ha afectado al país y ha habido rondas de diálogo en Oslo y Barbados con la mediación de Noruega. En tanto, el cuestionado Nicolás Maduro aún ejerce como presidente del país.

A continuación te contamos seis frases que han encabezado los titulares en estos seis meses de Guaidó como presidente interino de Venezuela, reconocido por gobiernos de más de 50 países.

1. Juan Guaidó: “Es el comienzo del fin de la usurpación”

El fin de la usurpación. Una frase acuñada que Guaidó que no se cansa de repetir. Desde enero, pasando por los eventos de la ayuda humanitaria de febrero, y el fallido levantamiento cívico militar, ese “fin de la usurpación” ha acompañado a Guaidó como un mantra.

Pero se refirió a él más concretamente el 30 de abril de 2019 cuando apareció a muy tempranas horas de la mañana haciendo un llamado a civiles y militares para que se unieran al levantamiento contra Maduro. Ese día para él fue el “inició el fin de la usurpación”.

“Hoy nuestras fuerzas armadas, soldados valientes, patriotas valientes, hombres valientes conectados con la constitución han acudido a nuestro llamado, hemos acudido a este llamado ”, dijo, flanqueado por hombres en uniforme militar y vehículos blindados en un video publicado en su cuenta oficial de Twitter.

Una semana después, Guaidó admitió que la oposición calculó mal el apoyo militar que recibiría durante el levantamiento cívico-militar del 30.

Guaidó no descartó el uso de fuerza militar como una de las soluciones a la crisis que sumerge a Venezuela. No obstante, dijo que esa opción no es “necesariamente la más rápida”. Para él, la mejor solución es la que tenga tres factores: que genere mejor costo social, estabilidad y gobernabilidad. Antes de la fuerza, dijo, hay que agotar todas las opciones.

Desde finales de mayo, gobierno y oposición adelantan diálogos en una mesa liderada por Noruega, para llegar a un acuerdo para buscar una salida a la crisis política que atraviesa el país desde hace años.

En febrero de 2019 Maduro propuso una agenda de tres puntos para discutir:

– Recuperación Económica con el cese de las llamadas “sanciones” contra el país y el robo por parte de EE.UU del dinero de Venezuela en el exterior
– Fortalecimiento de la paz y el respeto a la justicia
– Diálogo de entendimiento, encuentro para acuerdos en paz y armonía nacional

Según Guaidó, los diálogos en Noruega deben tener como fin “el cese de la usurpación”, es decir, la salida del poder de Maduro; un gobierno de transición y elecciones libres.

2. Duque: “A la dictadura de Venezuela le quedan muy pocas horas”

Esta frase la dijo el presidente de Colombia Iván Duque el 1 de febrero, luego de que el Parlamento Europeo y otros países de América Latina y Estados Unidos reconocieran a Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela.

“Hoy es digno de aplaudir lo que está viendo el mundo y es que a la dictadura de Venezuela le quedan muy pocas horas, porque hay un nuevo régimen institucional que se está creando gracias al trabajo que han jugado Colombia y otros países”, dijo Duque, refiriéndose también a un “gran cerco diplomático” que debían hacer los países de la región para sacar a Maduro del poder.

Horas antes, Duque había dicho que Venezuela estaba muy cerca “de ver la luz al final del túnel” y dijo que “el éxito esa transición será también el éxito de Colombia”, un país que ha sido fuertemente golpeado por la migración de venezolanos desde hace varios años.

Desde que Duque dijo estas palabras, han pasado más de 4.000 horas, Nicolás Maduro sigue siendo presidente de Venezuela y el reloj sigue corriendo.

Estados Unidos y docenas de otras naciones han respaldado a Guaidó en su intento de derrocar al asediado presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Sin embargo, casi seis meses después de que Estados Unidos reconociera al líder de la oposición, Maduro sigue en el poder.

3. EE. UU.: Todas las opciones están sobre la mesa

En medio de un recrudecimiento de las tensiones entre gobierno y oposición, y un fuerte apoyo de los países del Grupo de Lima más Estados Unidos y Canadá, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump dijo que “todas las opciones están sobre la mesa”, sin hacer referencia específica a una intervención militar o a negociar con el régimen de Maduro.

Cuando los periodistas le preguntaron en marzo de este año qué le gustaría que sucediera en Venezuela, Trump dijo: “Bueno, no queremos decir exactamente, sé exactamente lo que quiero que suceda en Venezuela. Pero vamos a hablar de muchas cosas diferentes”.

“Todas las opciones están sobre la mesa”, agregó. “Y es una vergüenza lo que está pasando en Venezuela – la muerte y la destrucción y el hambre. Es difícil de creer que uno de los países más ricos es ahora uno de los países más pobres y empobrecidos. Hablaremos de eso con gran detenimiento”.

En varias oportunidades el secretario de Estado de Estados Unidos ha retirado las palabras de Trump diciendo que todas las opciones siguen sobre la mesa, incluyendo la militar, para ayudar a restituir la constitucionalidad en Venezuela.

El 10 de abril ante la ONU, el vicepresidente Mike Pence dijo que su país “seguirá aplicando presión diplomática para traer una transición democrática a Venezuela, pero todas las opciones son posibles”.

Sobre este último, el presidente Nicolás Maduro dijo que el discurso de Pence era un “discurso de porquería, absurdo, apestoso”.

El Grupo de Lima ha rechazado en varias oportunidades la intervención militar en Venezuela.

Con el pasar de los meses Estados Unidos ha seguido apoyando a la oposición de Venezuela, imponiendo sanciones a más de 200 personas cercanas al régimen de Maduro.

A mediados de julio un portavoz del Departamento de Estado confirmó a CNN este miércoles que dicha entidad estatal busca reorientar algunos fondos originalmente designados para el Triángulo del Norte, Honduras, Guatemala y El Salvador, al asediado líder de la oposición venezolana Juan Guaidó.

“Nuestra programación, existente y planificada, está dirigida a enfrentar la crisis de Venezuela. Estamos invirtiendo en el buen gobierno, los derechos humanos, la asistencia técnica para el gobierno de Guaidó, los medios de comunicación independientes y la sociedad civil”, se indicó. “El objetivo principal de nuestra financiación a Venezuela se alinea con nuestro objetivo político principal: restaurar la democracia en Venezuela”.

El diario Los Angeles Times informó este martes que la administración planea desviar 41,9 millones de dólares en fondos del año fiscal 2018. Según ese informe, un memorando de USAID dijo que el dinero enviado a Guaidó y su equipo “pagaría sus salarios, pasajes aéreos, capacitación en “buen gobierno”, propaganda, asistencia técnica para la celebración de elecciones y otros proyectos de “construcción de la democracia”.

4. Padrino López: Me vinieron a comprar de con una oferta engañosa, estúpida, ridícula

¿Hubo conversaciones entre el líder opositor Juan Guaidó y los altos mandos del Gobierno venezolano para sacar a Maduro del poder?

Así lo dejaron ver el ministro de Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, y el encargado especial de EE.UU. para la crisis de Venezuela, Elliot Abrams.

Por una parte, Abrams dijo a principios de mayo que altos cargos del chavismo supuestamente estaban negociando con la oposición para sacar a Maduro del poder, pero “apagaron sus teléfonos celulares” en el momento de tomar la acción, que fue ese 30 de abril cuando Guaidó habló “del inicio del fin de la usurpación”.

Después de dos días de tensiones por cuenta del levantamiento cívico-militar liderado por Juan Guaidó, Padrino López confirmó ante el mismo presidente Maduro que intentaron “comprar” a los militares como si fueran mercenarios.

“De una manera burda se pretende manipular al hombre de uniforme, pretenden comprarnos como si fuésemos mercenarios. Es la manera de subestimar al hombre y mujer patriota”, dijo el ministro de Defensa durante una marcha para reafirmar la lealtad de las Fuerzas Armadas al Gobierno.

“Da mucha indignación por dentro que pretenden romper con el honor militar que es lo más sagrado que tiene el soldado, es que me vengan a comprar con una oferta engañosa, estúpida, ridícula, con esas ofertas que andan haciendo de la boca para afuera porque en el pecho y en el corazón no tienen nada”, añadió Padrino López.

5. Leopoldo López: Yo no le tengo miedo a la cárcel

La salida de arresto domiciliario del opositor Leopoldo López tomó por sorpresa a muchos ese 30 de abril en horas de la madrugada.

Acompañando a Guaidó, parado junto a militares venezolanos, López dijo que recuperó su libertad tras recibir una amnistía por parte de Guaidó, con la que se beneficiaron varios militares y presos políticos civiles.

“He recibido un indulto al igual que todos los presos militares y civiles, hemos recibido un indulto del presidente Guaidó y yo fui liberado por este movimiento militar, por este movimiento del pueblo con la fuerza armada para trabajar juntos en esta fase de lo que es el cese de la usurpación”, le dijo López a CNN en Español. “Los custodios están con nosotros, los custodios se vinieron”.

El líder opositor fue condenado en 2015 a más de 13 años de prisión por los delitos de instigación pública, asociación para delinquir y determinador en daños e incendio en relación a los hechos de violencia desatados tras una manifestación opositora en febrero de 2014. Desde 2017 tenía casa por cárcel.

Pero al salir de prisión, el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela revocó la medida de detención domiciliaria contra Leopoldo López por violar “flagrantemente” sus condiciones de reclusión y libró orden de aprehensión en su contra.

Desde el 30 de abril, López está en la residencia del embajador español en Caracas, donde no tiene permitido dar declaraciones a los medios de comunicación.

“Yo no le tengo miedo a la cárcel, como no le tengo miedo a Maduro, como no le tengo miedo a la dictadura”, dijo López ante periodistas.

6. ONU: Gobierno de Maduro viola los derechos humanos y neutraliza, reprime y criminaliza a la oposición política

A principios de julio de 2019 se conoció un informe de la oficina de la alta comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, en el que advirtió que “existen motivos razonables para creer que se han cometido graves violaciones de los derechos económicos y sociales” en Venezuela.

El reporte de 18 páginas detalla la situación de vulnerabilidad en la que se encuentra la población venezolana en medio de la crisis política y social que arrastra el país.

El documento indicó también que en el país hay “detenciones arbitrarias, torturas y malos tratos” y que en algunos casos, los detenidos fueron sometidos a “a una o más formas de tortura” con “la aplicación de corriente eléctrica, asfixia con bolsas de plástico, simulacros de ahogamiento, palizas, violencias sexuales, privación de agua y comida, posturas forzadas y exposición a temperaturas extremas”.

“… El Gobierno ha utilizado las detenciones arbitrarias como uno de los principales instrumentos para intimidar y reprimir a la oposición política y cualquier expresión de disensión, real o presunta, al menos desde 2014”, dice el reporte.

El gobierno del asediado presidente Nicolás Maduro rechazó el informe y dijo que este omitía en su totalidad los logros y avances alcanzados en materia de derechos humanos y que el documento presenta una visión “distorsionada, selectiva y abiertamente parcializada” sobre la situación.

Pero la ONU aseguró que el gobierno de Maduro “se negó a reconocer la magnitud de la crisis hasta hace poco y no adoptó las medidas apropiadas”.

En sus conclusiones el reporte señaló que el país “ha adoptado e implementado una serie de leyes, políticas y prácticas que han restringido el espacio democrático”.

The-CNN-Wire™ & © 2018 Cable News Network, Inc., a Time Warner Company. Todos los derechos reservados.

Comparte este artículo: