Tras el incidente del vuelo de Alaska Airlines, ejecutivos de Boeing convocan una reunión de seguridad

Originally Published: 09 JAN 24 09:32 ET

Updated: 09 JAN 24 11:17 ET

(CNN) -- Los ejecutivos de Boeing organizarán una reunión general de seguridad con el personal este martes, pocos días después de una angustiosa explosión en vuelo en un avión 737 Max 9 poco después del despegue que causó la inmovilización de ciertos aviones Boeing.

El "Webcast sobre seguridad" para toda la empresa será presentado por el director ejecutivo Dave Calhoun y otros altos directivos de Boeing de la fábrica de la compañía en Renton, Washington, donde se producen los aviones 737 Max.

Encuentran la pieza de avión de Alaska Airlines que se desprendió en pleno vuelo

El viernes 5 de enero, un vuelo de Alaska Airlines que transportaba a 177 personas realizó un aterrizaje de emergencia poco después de despegar de Portland, Oregon, después de que parte del fuselaje de un avión 737 Max 9 de una semana de antigüedad se desprendiera y dejara un enorme agujero en el costado del avión. El sábado, la Administración Federal de Aviación de EE.UU. ordenó que la mayoría de los aviones Boeing 737 Max 9 quedaran temporalmente en tierra mientras los reguladores y Boeing investigan la causa del incidente. La orden se aplica a unos 171 aviones en todo el mundo.

Sorprendentemente, nadie murió ni resultó gravemente herido en el accidente en pleno vuelo del viernes, que fue parcialmente captado en horribles videos por otros pasajeros.

Calhoun dijo que la agenda de la reunión del martes incluirá discutir la respuesta de la compañía al accidente, según un memorando interno que invita a todos los empleados a unirse y que fue compartido públicamente por Boeing.

"Cuando se trata de la seguridad de nuestros productos y servicios, cada decisión y cada acción importa", escribió Calhoun en su memorando a los empleados. "Y cuando ocurren accidentes graves como este, es fundamental para nosotros trabajar de manera transparente con nuestros clientes y reguladores para comprender y abordar las causas del evento, y garantizar que no vuelvan a suceder".

Calhoun también aludió a los crecientes problemas relacionados con la seguridad a los que Boeing se ha visto obligada a enfrentar en los últimos años, luego de dos accidentes mortales en 2018 y 2019. “Si bien hemos avanzado en el fortalecimiento de nuestros sistemas y procesos de gestión de seguridad y control de calidad en el En los últimos años, situaciones como ésta nos recuerdan que debemos seguir enfocados en seguir mejorando cada día”, escribió el director ejecutivo.

Lo último sobre la investigación

Aún se está investigando exactamente qué causó que un agujero del tamaño de un refrigerador se abriera repentinamente en el avión de pasajeros este viernes. Se espera un informe preliminar en tres o cuatro semanas, dijo el portavoz de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés), Eric Weiss.

La NTSB dijo el lunes por la noche que continúa recuperando objetos que salieron disparados del avión. Este domingo, un maestro de escuela de Portland encontró un trozo del fuselaje del avión que había aterrizado en su patio trasero y contactó a la agencia. También se encontraron en un patio y al costado de la carretera dos teléfonos celulares que probablemente cayeron desde el agujero del avión y fueron entregados a los investigadores.

La presidenta de la NTSB, Jennifer Homendy, también dijo a los periodistas durante el fin de semana que Alaska Airlines había restringido previamente el vuelo del avión del incidente del viernes sobre el océano después de que la luz de advertencia de presurización automática del avión se encendiera tres veces en el último mes. Homendy, sin embargo, enfatizó durante una conferencia de prensa este lunes por la noche que la NTSB "no tiene ningún indicio de que esto se correlacione de alguna manera" con el incidente que causó que una parte del avión volara.

Homendy ha dicho que lo que complica en parte la investigación es la pérdida de grabaciones de audio críticas de la cabina, debido a una configuración del dispositivo que anula las grabaciones después de recopilar dos horas de audio. Abogó por que la FAA y el Congreso exijan que se conserven en todos los aviones grabaciones de audio de la cabina las 24 horas del día.

Aún así, mientras los investigadores continúan revisando datos, relatos de testigos presenciales y examinando el avión en sí, los primeros detalles de la investigación son desgarradores. Los daños se extendieron a varias filas del avión. Los dos asientos al lado del tapón del fuselaje desprendido estaban vacíos cuando ocurrió la explosión, pero les arrancaron los reposacabezas, según Homendy.

El video del incidente "parece muy tranquilo, pero estoy seguro de que fue completamente caótico", dijo Homedy.

En un comunicado de la compañía este sábado, Boeing dijo que estaba de acuerdo con la decisión de la FAA de dejar en tierra la mayoría de los aviones 737 Max 9 mientras son inspeccionados, enfatizando que “la seguridad es nuestra principal prioridad”. Este lunes, Boeing dijo que envió instrucciones a las aerolíneas y compañías de mantenimiento sobre cómo inspeccionar los aviones.

También el lunes, United Airlines, que tiene más Max 9 que cualquier otra aerolínea estadounidense, dijo que encontró pernos de tapón sueltos en un número no revelado de sus aviones Boeing 737 Max 9 mientras realizaba las inspecciones de los aviones ordenadas por la FAA. Alaska Airlines también dijo eeste lunes que encontró hardware suelto en algunos de sus aviones 737 Max 9 durante las inspecciones.

La caída en desgracia de Boeing

El sonado incidente del viernes está volviendo a poner de relieve la caída en desgracia de Boeing en los últimos años. La compañía ha enfrentado repetidos problemas de calidad y seguridad con sus aviones durante los últimos cinco años, lo que ha llevado a la inmovilización prolongada de algunos de sus aviones y a la interrupción de las entregas de otros.

Los problemas de calidad más evidentes para Boeing surgieron con el diseño del 737 Max, que se consideró responsable de dos accidentes fatales: uno en Indonesia en octubre de 2018 y el otro en Etiopía en marzo de 2019. En conjunto, los dos accidentes mataron a las 346 personas a bordo. los dos vuelos y causó que los aviones más vendidos de la compañía quedaran en tierra durante 20 meses, lo que le costó más de US$ 21.000 millones. Pero los fallos de diseño que causaron los accidentes sacaron a la luz interrogantes sobre el proceso de toma de decisiones en Boeing. Las comunicaciones internas publicadas durante la inmovilización del 737 Max mostraron a un empleado describiendo el avión como "diseñado por payasos, quienes a su vez son supervisados por monos".

La última saga de seguridad también pone de relieve el hecho de que lo más probable es que Boeing no tenga que preocuparse por verse obligada a cerrar el negocio en el corto plazo, sin importar cuán extensos sean sus errores. Boeing y Airbus son las dos únicas grandes empresas de aviación mundial, ninguna de ellas podría satisfacer por sí sola toda la demanda de aviones comerciales y ambas tienen una cartera de pedidos atrasados que se remonta a años atrás.

Las acciones de Boeing han perdido alrededor de un 8% este lunes a medida que los inversores están cada vez más preocupados por más daños a su negocio.

Chris Isidore, Gregory Wallace, Pete Muntean y Taylor Romine de CNN contribuyeron a este informe.

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Comparte este artículo: