Una encuesta dice que 1 de cada 4 personas dejará de usar las mascarillas tras vacunarse contra la COVID-19

MILWAUKEE (TELEMUNDO WI) -- La mayoría de nosotros cogemos las mascarillas antes de salir de casa, pero una de cada cuatro personas dice que dejará de usarlas después de vacunarse contra el COVID-19, según el Instituto de Métrica y Evaluación de la Salud (IHME).

Los médicos afirman que dejar de llevar las mascarillas tras la vacunación es una forma de pensar "peligrosa", sobre todo teniendo en cuenta que se produce un nuevo brote con las nuevas variantes.

No les parece extraño, dijeron los médicos; los comportamientos de algunas personas pueden cambiar después de recibir la vacuna, pero no es el momento de estar sin las mascarillas ahora mismo con las nuevas variantes que son más contagiosas.

"El 25 por ciento de las personas dijeron que dejarán de usar las mascarillas una vez que reciban la vacuna", dijo el doctor Ali Mokdad, profesor de Ciencias de la Métrica de la Salud del Instituto de Métrica y Evaluación de la Salud (IHME).

Ali Mokdad, del IHME, dice que es preocupante que la gente cambie su comportamiento al no usar las mascarillas mientras aumenta su movilidad.

El IHME prevé que el porcentaje de uso de las mascarillas en EE.UU. disminuya en un ocho por ciento para el 1 de abril.

"Es muy peligroso, simplemente porque todavía no hemos alcanzado la inmunidad de rebaño", dijo Mokdad.

"Creo que es un exceso de confianza y no es que no debamos sentirnos mejor por estar vacunados, todavía se puede adquirir la COVID", dijo el Dr. Matt Anderson, médico jefe de la labor de vacunación, UW-Health.

Los médicos afirman que ambas vacunas tienen una eficacia del 95 por ciento en la prevención de la enfermedad grave y la muerte, pero todavía no hay datos concretos que digan que la vacuna previene la transmisión del COVID-19.

"Eso no significa que no se vaya a cruzar necesariamente con otro individuo que tenga el virus, que se contagie si no se tiene cuidado y que potencialmente se infecte y tal vez incluso lo contagie a otros", dijo Ajay Sethi, doctor en ciencias de la salud de la población de la UW-Madison.

Pero se sigue investigando en medio de las variantes preocupantes que llegan a los Estados Unidos.

"Definitivamente, corremos el riesgo de que aumenten los casos, las hospitalizaciones y las muertes, posiblemente peor de lo que hemos visto hasta ahora", dijo el Dr. Ben Weston, profesor asociado del Colegio Médico de Wisconsin.

Con la rápida propagación de las variantes, el número de muertes previsto en EE.UU. para el 1 de abril es de más de 566.000.

"Tenemos una especie de llave para evitar que eso ocurra", dijo Ajay Sethi, doctor en ciencias de la salud de la población de la UW-Madison.

El IHME afirma que las mascarillas pueden reducir la transmisión en un 30% o más.

"Si se quiere poner en capas, es decir, poner primero las mascarillas más protectoras, hay que cubrirlas con la siguiente más protectora", dijo el Dr. Weston.

"¿Repetimos el mismo error que ocurrió el año pasado? O aprendemos de nuestro pasado y estamos más atentos", dijo Mokdad.

El Dr. Weston dice que tenemos un plazo para vacunar a la gente rápidamente con el fin de atenuar el pico. Deberíamos conocer la eficacia de las vacunas en la prevención de la transmisión quizá en las próximas semanas, pero seguro que en los próximos meses.

Comparte este artículo:
 
Are you sure you want to delete this comment?
Close
Are you sure you want to delete this comment?