Línea Directa: 414-777-5818 | TuVoz@telemundowi.com
Patrocinado Por:

Celebración para la guadalupana se llevó acabo en el supermercado El Rey

MILWAUKEE, Wis. (TELEMUNDO WI) – El jueves, 12 de diciembre, se llevó a cabo una celebración muy importante sobre todo para los Mexicanos Católicos.

Una de esas celebraciones se llevó acabo en el supermercado El Rey por la calle 16. Allí celebraron y cantaron las mañanitas a la llamada santa patrona de México, la Virgen de Guadalupe.


“Estamos súper contentas que ano tras ano hemos hecho esto”, dice una de las organizadoras Dulce Sierra. “Ya por cuarta vez se ha hecho. El primer año fue una hora, el segundo dos horas, el tercero tres, y ahora fuimos por cinco.”

Como explica el padre Angel Anaya de la iglesia San Antonio, más que serenatas y flores – este día – tiene un sentido mucho más importantes.

“No solamente es la celebración de la virgen, sino de una virgen que se apareció con el rostro del pueblo-el pueblo Mexicano”, dice Anaya. “De los que estaban siendo perseguidos, de los que estaban teniendo miedo que perdieran su cultura.”

Fue una aparición que asegura Anaya restauro la fe de la evangelización en México para el final de los años 1500.

“El rostro de la virgen es el rostro de todos los hijos”, dice Anaya. “Esto es para recordarnos que no podemos perder nuestras raíces. Que tenemos que conservar nuestras tradiciones.”

Al igual que los indígenas, el padre Anaya dice que es una lesión que podemos aprender hoy en día.

“Nuestro pueblo Hispano a veces se siente sufrido, no se siente bienvenido”, dice Anaya. “La lesión de hoy es que dios toma ese rostro para decirnos que somos bienvenidos. Que nos ama a todos, nos acepta, especialmente nuestros Hispanos.”

A la misma vez, un día como hoy para muchos es el inicio de las celebraciones navideñas.

“No podemos tener a Jesucristo si primero no tuvimos la Virgen Maria”, explica Anaya. “Dios la escogió como una mujer extraditaría para que a través de ella pudiéramos tener a nuestro Salvador.”

Este evento se lleva acabo cada ano pero no solamente es celebrado en el supermercado, si no también en las Iglesias católicas del mundo.

Comparte este artículo: