Evers critica al Partido Republicano por sus políticas de aborto

MADISON, Wisconsin (TELEMUNDO WI) - El gobernador Tony Evers disparó contra sus oponentes de las primarias republicanas por sus puntos de vista sobre el aborto y los esfuerzos para investigar las elecciones de 2020, diciendo a los partidarios en una parada de campaña que no se detendrá "hasta que Trump esté seis pies bajo tierra".

Evers apuntó a los dos principales candidatos republicanos que se postulan para desbancarlo, la ex vicegobernadora Rebecca Kleefisch y el empresario de la construcción Tim Michels, durante un acto de campaña en Madison.

Lanzó una advertencia a sus partidarios sobre el futuro de las elecciones y lo que podría suceder si Wisconsin elige a un gobernador republicano.

"Veremos que las elecciones cambian hasta el punto de que la Legislatura toma las decisiones finales, y eso debería asustar a todo el mundo", dijo Evers el miércoles.

Llega un día después de que el candidato preferido de Donald Trump, Tim Michels, no descartara descertificar las elecciones de 2020, una medida que Kleefisch y los líderes del GOP han dicho que no hay camino para hacerlo. El martes, el representante estatal Tim Ramthun también renovó los llamamientos para anular los resultados de las elecciones de Wisconsin, alegando que los votos en ausencia emitidos a través de buzones son inválidos después de la decisión del Tribunal Supremo del estado del viernes que dictaminó que los buzones son ilegales.

"Creo que seguirán haciendo esto hasta que Donald Trump esté a dos metros bajo tierra", dijo Evers al ser preguntado por las opiniones de sus oponentes y por el hecho de que los republicanos de la Asamblea mantengan viva la investigación electoral del ex juez del Tribunal Supremo Michael Gableman casi dos años después de las elecciones presidenciales de 2020.

El presidente de la Asamblea Robin Vos (R-Rochester) ha emitido extensiones a la investigación de Gableman, financiada por los contribuyentes, argumentando que las demandas que buscan registros relacionados con la investigación han prolongado su trabajo.

Michels, Kleefisch y el representante estatal Tim Ramthun han hecho de la integridad electoral una pieza central de sus campañas y comparten las preocupaciones sobre cómo se administraron las elecciones de 2020 a pesar de las sentencias judiciales y los recuentos que confirman la victoria de Biden sobre Trump por unos 21.000 votos.

"La actitud frívola de Tony Evers hacia la integridad electoral es exactamente la razón por la que tantos votantes tienen tantas dudas", dijo Kleefisch en un comunicado. "Cuando sea gobernador, restauraré la fe en las elecciones de Wisconsin aprobando medidas de integridad electoral de sentido común que harán que sea fácil votar, pero difícil hacer trampa".

Chris Walker, portavoz de Michels, dijo: "Que Tony Evers hable de integridad electoral es como que los Detroit Lions hablen de ganar Super Bowls".

ABORTO

Semanas después de presentar una demanda para anular la prohibición del aborto de 1849 en Wisconsin, Evers dijo que mantener el acceso al aborto es una de las principales preocupaciones de la mayoría de los votantes.

Una reciente encuesta a nivel nacional muestra que los demócratas no blancos y de clase trabajadora están más preocupados por la economía, mientras que los graduados universitarios blancos están más centrados en el aborto y la restricción de armas, según una encuesta del New York Times/Siena College.

Los republicanos hablan con más frecuencia de la economía y la inflación en comparación con los candidatos demócratas, temas que creen que serán un importante factor de motivación en las urnas. Evers no se mostró en desacuerdo, pero dijo que Kleefisch y Michels están cometiendo un error al apoyar las políticas antiabortistas.

"No saben cómo sortear esto y sufrirán en las urnas con su trabajo en contra de las mujeres del estado de Wisconsin", dijo Evers.

Kleefisch arremetió contra Evers antes de su acto calificándolo de antibaby por no aplicar la prohibición del aborto en el estado, que tiene 173 años.

"Tony Evers está impulsando su agenda radical antifeminista y antibebé al no aplicar las leyes de Wisconsin en los libros", dijo Kleefisch.

El 58% de los votantes de Wisconsin encuestados creen que el aborto debería ser legal en todos o en la mayoría de los casos, según la última encuesta de la Facultad de Derecho de la Universidad de Marquette. Mientras tanto, el 35% dice que debería ser ilegal en todos o en la mayoría de los casos.

Comparte este artículo:
Are you sure you want to delete this comment?
Close
Are you sure you want to delete this comment?