Meses de invierno dificultan el bienestar de los que sufren de Alzheimer's o Demencia

NOW: Meses de invierno dificultan el bienestar de los que sufren de Alzheimer’s o Demencia

NEXT:

MILWAUKEE (COMUNICADO DE PRENSA) -- Las condiciones climáticas invernales como las temperaturas más frías, nieve, hielo y el anochecer temprano - pueden ser desafiantes y estresantes para los más de 16 millones de personas que cuidan de seres queridos que padecen Alzheimer o demencia. La actual crisis de COVID-19 está agregando aún más complejidades que pueden resultar abrumadoras para los cuidadores.

Los consejos de mantenerse sanos y seguros, pueden ser difíciles de practicar para quienes viven con demencia. La oficina de Wisconsin de la Asociación de Alzheimer ofrece algunos consejos de seguridad para los cuidadores durante la temporada de invierno:

  • Evite la deambulación. La deambulación es uno de los problemas más frecuentes y desafiantes que los cuidadores enfrentan y puede ser extremadamente peligroso en temperatura de frío. Los días más cortos durante los meses de invierno también pueden aumentar el riesgo de que su ser querido se agite y quiera salirse de la casa. Tome medidas para reducir la agitación o la inquietud antes del anochecer con actividades incluyendo por ejemplo escuchar las canciones favoritas de su ser querido.
  • Planifique las citas de acuerdo al clima. Las tormentas de invierno pueden ser peligrosas. Verifique las condiciones climáticas con regularidad y tenga planes de emergencia establecidos. Considere reprogramar las citas si hay mal tiempo.
  • Hacer que dure la luz del día. Los meses de invierno traen poca luz solar y días más cortos. La percepción visual ya es un desafío para quienes viven con Alzheimer u otras demencias, y puede causar una mayor confusión o desorientación en ambientes oscuros o con poca iluminación tanto por dentro como por fuera. Encienda la luz antes de que oscurezca.
  • Mantenga las habitaciones calientes. Mantenga las habitaciones a una temperatura cálida y agradable para reducir la agitación de su ser querido.
  • Promover el movimiento. Los meses de invierno dificultan la actividad al aire libre. Haga de las  actividades físicas parte de su día, promueva el movimiento. Considere jugar a las cartas, hacer manualidades, barrer suavemente, hornear galletas o incluso tener un sendero para caminar en la casa.
  • Abríguese. Ayude a la persona que vive con la enfermedad de Alzheimer a vestirse con ropa abrigada usando varias capas de ropa.
  • Prevenir resbalones. El equilibrio y la movilidad pueden ser un desafío para una persona que padece Alzheimer o demencia. Asegúrese de que no haya el potencial de resbalarse en todas las superficies de la casa. Ayude a la persona dando pasos más pequeños y reduciendo la velocidad, para que pueda igualar la marcha y la velocidad a un nivel más seguro.
  • Pida ayuda. Pida ayuda a familiares, amigos y vecinos para palear la nieve, la compra de comestibles u otros recados. Una encuesta de la Asociación de Alzheimer dice que al 84% de los cuidadores les gustaría recibir más apoyo para brindar atención a alguien con Alzheimer o demencia, especialmente de su familia.
  • Busque apoyo. La Asociación de Alzheimer ofrece una línea de ayuda 24/7 800.272.3900 para apoyar a los cuidadores y familias. Profesionales están disponibles para ofrecer consejos y soluciones a sus problemas.
Comparte este artículo:
 
Are you sure you want to delete this comment?
Close
Are you sure you want to delete this comment?